Noticias

Dinero a eficiencia energética: Fondo Europeo de Recuperación

Uno de los grandes objetivos propuestos por la Unión Europea es alcanzar la neutralidad climática en 2050, con el fin de crear una economía sostenible y climáticamente neutra en los Estados miembros. Desde la Unión pretenden alcanzar el objetivo a través de la eficiencia energética, la economía circular, la descarbonización, la contaminación 0 o la movilidad sostenible.

El esfuerzo y el compromiso por atajar esta problemática es una necesidad. Según datos del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, las emisiones de CO2 brutas, durante el 2022, fueron de 271,1 millones de toneladas. Esta cifra supone un 13% menos con respecto al 2019, sin embargo, siguen siendo cifras preocupantes.

Por esta razón, uno de los cuatro objetivos clave que recoge el Fondo de Europeo de Recuperación (Next Generation EU) es la transición ecológica. Desde el Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia del Gobierno español, la hoja de ruta para distribuir la ayuda europea, hacen hincapié en los siguientes puntos: 

  • El impulso de la integración de las energías renovables en todos los sectores productivos y la apuesta por los gases renovables (hidrógenos y biometano) como los mecanismos clave para avanzar en la descarbonización (reducción de emisiones de CO2).
  • La movilidad sostenible. Este es uno de los sectores más beneficiados por el Fondo Europeo de Recuperación. Con él se pretende reducir en 40% las emisiones de los gases de efecto invernadero en 2030, con respecto los niveles de 1990. Entre las soluciones, se da más protagonismo a los viandantes con el ensanchamiento de las aceras, el uso de bicicletas o patines eléctricos. Además, del impulso del coche eléctrico con el PERTE para el desarrollo del vehículo eléctrico y conectado.
  • La rehabilitación de núcleos urbanos antiguos. Entre el 60% y el 80% de las emisiones totales de dióxido de carbono proceden de los núcleos urbanos. Esta información es clave, ya que la mayoría de las viviendas de España son antiguas, antes de la década de los ochenta, o se han construido previamente a la puesta en marcha del Código Técnico de la Edificación (CTE) de 2006. Esta norma recoge las medidas de sostenibilidad y eficiencia energética a la hora de la construcción de las viviendas. Por lo tanto, para poder ser eficientes energéticamente es necesario rehabilitar las viviendas hacia un consumo sostenible.

Fondo Europeo de Recuperación

Dinero invertido en eficiencia energética: un paso hacia un futuro verde

El 39% de las ayudas europeas se destinará a transición ecológica, bajo el Plan España Puede del Fondo Europeo de Recuperación. Siendo el eje que cuenta con un mayor presupuesto de financiación. Las correspondientes inversiones que hacen hincapié en la eficiencia energética, las podemos encontrar en los siguientes componentes:

  • Componente 2: Plan de rehabilitación de vivienda y regeneración urbana. Cuenta con una inversión de 6.820 millones, con el fin de rehabilitar la edificación en España e incrementar el parque de vivienda en alquiler social en construcciones energéticamente eficientes. Todo ello, para lograr unas tasas de rehabilitación energética superiores a las actuales, permitiendo adelantar el cumplimiento de los objetivos de rehabilitación que recoge el Plan Nacional Integrado de Energía y Clima (PNIEC).

    El desarrollo de este componente es clave para la descarbonización de la economía, la innovación en los mecanismos financieros y la creación de puestos de trabajo, impacto rural y urbano y cohesión social.
  • Componente 7: Despliegue e integración de energías renovables. Este componente cuenta con un presupuesto de 3.165 millones de euros con el fin impulsar el desarrollo de energías renovables eléctricas y térmicas en ámbitos como edificación, transporte e industria.

    Además de elaborar un nuevo marco normativo, fomentar la participación ciudadana mediante las comunidades de energías renovables, impulsar el empleo de energías renovables en las islas y la mejora del funcionamiento de sus sistemas energéticos mediante el almacenamiento y la integración de proyectos “Smart Islands”.
  • Componente 8: Infraestructuras eléctricas, promoción de redes inteligentes y despliegue de la flexibilidad de almacenamiento. Cuenta con una inversión de 1.365 millones de euros y tiene como objetivo, en 2030, disponer de una cuota del 42% de energías renovables en el consumo de energía final.

    Tiene como fin el desarrollo de un sistema energético más flexible, dinámico y descentralizado que sea capaz de absorber, de manera segura y eficiente, la nueva generación de renovables; la participación de nuevos actores en el sistema eléctrico; el desarrollo de nuevos modelos de negocio y un marco normativo más ágil y capaz de adaptarse a las nuevas necesidades.

Fondo Europeo de Recuperación

  • Componente 9: Hoja de ruta del hidrógeno renovable y su integración sectorial. Este componente cuenta con un presupuesto de 1.555 millones de euros con el fin de colocar a España como referente tecnológico en aprovechamiento y producción de hidrógeno renovable, creando cadenas de valor innovadoras.

    ¿Cómo? Se prevé reforzar la cadena de valor existente, conformada por pymes y centros tecnológicos y crear, sobre la misma, una red de integración y producción sectorial de hidrógeno renovable a gran escala e integrarlo territorialmente con proyectos punteros.

El Fondo Europeo de Recuperación en el Autoconsumo

Cada vez son más las personas que deciden integrar en sus hogares energías renovables. El pasado 29 de junio se publicó en el BOE, el Real Decreto 477/2021 por el que se aprobaba la concesión de ayudas destinadas a la implantación del Autoconsumo, almacenamiento en baterías y a la climatización.

Esto quiere decir que, desde el Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia, se ha destinado una cuantía de 660 millones de euros, ampliables a 1.320 millones de euros a estas ayudas. El objetivo es fomentar la transición energética hacia las energías renovables dentro del ámbito residencial e industrial.

Ayudas al sector residencial e industrial

Una total de seis programas de incentivos, que explicamos a continuación, fomentarán la transición energética del país al mismo tiempo que crearán 25.000 puestos de trabajo. Estas son las ayudas (la 1, 2 y 4 hacen hincapié en el autoconsumo):

  • Programa de incentivos 1: realización de instalaciones de autoconsumo con fuentes de energía renovables, en el sector de los servicios, con o sin almacenamiento.
  • Programa de incentivos 2: realización de instalaciones de autoconsumo, con fuente de energía renovable, en otros sectores productivos de la economía, con o sin almacenamiento.
  • Programa de incentivos 3: incorporación de almacenamiento en instalaciones de autoconsumo, con fuentes de energía renovable, ya existentes en el sector servicios y otros sectores productivos.
  • Programa de incentivos 4: realización de instalaciones de autoconsumo, con fuentes de energía renovable, en el sector residencial, las administraciones públicas y el tercer sector, con o sin almacenamiento.
  • Programa de incentivos 5: incorporación de almacenamiento en instalaciones de autoconsumo, con fuentes de energía renovable, ya existentes en el sector residencial, las administraciones públicas y el tercer sector.
  • Programa de incentivos 6: realización de instalaciones de energías renovables térmicas en el sector residencial.

Programa DUS 5000

Esta iniciativa, financiada por el Fondo Europeo de Recuperación y dentro del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia, ofrece ayudas para inversiones a proyectos singulares locales de energía limpia en municipios de reto demográfico.

Se considera “reto demográfico”, tal y como recoge esta convocatoria, a los municipios de hasta 5.000 habitantes y los municipios no urbanos de hasta 20.000 ciudadanos, donde todas sus entidades singulares de población sean de hasta 5.000 habitantes. Está dirigido a ayuntamientos, diputaciones, mancomunidades, consejos insulares, consejos comarcales, cabildos y otras entidades públicas

Fondo Europeo de Recuperación

La existencia de pueblos despoblados es un fenómeno preocupante y que se aprecia a escala municipal en ámbitos rurales. De los 8.131 municipios españoles, tres cuartas partes pierden población. Por ello, el objetivo del Programa DUS 5000 es fomentar el desarrollo urbano sostenible, a través de acciones de energía limpia. Como, por ejemplo, el impulso de las inversiones verdes y, en concreto, el autoconsumo, movilidad sostenible, proyectos de eficiencia energética en edificios e infraestructuras públicas.

El programa estará en activo hasta noviembre de 2022 con un presupuesto de 75 millones de euros. Asimismo, la iniciativa se desarrolla en torno a estas cinco de medidas:

  • Medida 1: reducción de la demanda y el consumo energético en viviendas e infraestructuras públicas.
  • Medida 2: instalaciones de generación eléctrica renovable para autoconsumo.
  • Medida 3: instalaciones de generación térmica renovable y de redes de calor y/o frío.
  • Medida 4: lucha contra la contaminación lumínica, alumbrado eficiente e inteligente, Smart Rural y TIC.
  • Medida 5: movilidad sostenible.

Somos Agente Digitalizador

Solicítanos información de los Fondos Europeos

Más información

Los Fondos Europeos y la digitalización son claves para crecer

El objetivo de la Unión Europea y de la Agenda España Digital 2025 es avanzar hacia una economía y una sociedad cada vez más digital. Para ello, es preciso invertir en “infraestructuras, competencias y tecnologías” que permitan a las empresas digitalizar sus procesos y negocios.

Y los Fondos Europeos son la clave para conseguirlo. Son muchos los empresarios y emprendedores que creen que la digitalización no va con ellos, pero la realidad es otra y lo hemos visto en los dos últimos años. Las empresas que mejor han sorteado la crisis del coronavirus han sido precisamente las que contaban con más tecnología.

El comercio electrónico y la presencia online han sido la tabla de salvación de muchos negocios. Pero hay otras muchas soluciones que contribuyen a llegar más lejos. Son las denominadas tecnologías disruptivas, como la ciberseguridad, el cloud, IoT (Internet de las cosas), la inteligencia artificial, el big data o la analítica.

Apostar por la transformación digital es el pasaporte para crecer y aumentar la productividad. ¿Por qué no empezar cuanto antes? Telefónica y su equipo de expertos digitales te acompañarán en todo el proceso.